Vergelegen

La preciosa hacienda vinícola de Vergelegen se encuentra tan sólo a 5 km de Somer Place.

Por aquí han pasado incluso algunos “grandes del mundo”, como por ejemplo la reina Isabel II, que visitó los viñedos a mediados de la década de 1990.

Esta bodega fue fundada por Adriaan van der Stel, quien en el año 1699 relevó a su padre en el cargo de gobernador. La impresión que Vergelegen (que significa algo así como “lugar muy lejano”) produce en sus visitantes hoy en día se asemeja mucho al entusiasmo que experimentó el reverendo Valentijin  hace 300 años. A pesar de haber visitado la zona sólo 5 años después de la fundación de la bodega por Adriaan van der Stel, sus palabras aún perduran hoy en día como reconocimiento de la grandeza de las ideas del gobernador del Cabo, que convirtió esta zona en un verdadero paraíso.

“Este lugar me produjo una alegría especial, pues todo en él era maravilloso.”  (Reverendo Valentijin, 1705)

La casa señorial de esta hacienda comenzó a construirse en 1701 y es una de las mansiones más antiguas y dignas de ver al pie de la cordillera Hottentots Holland. El estilo arquitectónico es el típico estilo holandés del Cabo: el techo está cubierto de paja y las estancias son amplias y están recubiertas por maderas de teca y palo amarillo.

Los notables vinos de Vergelegen han obtenido numerosos reconocimientos a nivel internacional.

En los terrenos de esta hacienda podemos encontrar alcanforeros de más de 300 años de edad, que han sido declarados Monumento Nacional.

En Vergelegen podemos visitar una bodega, el restaurante Lady Phillips, varios jardines, por ejemplo los dedicados a las rosas o a las plantas aromáticas, la biblioteca, la casa señorial y la tienda de souvenirs. La bodega nos ofrece también una cata de sus vinos. También existe la posibilidad de solicitar  una cesta de picnic para disfrutar de una comida al aire libre cuando hace buen tiempo. En los meses de verano se organizan regularmente conciertos, lo que se ha convertido ya en una tradición festiva. Déjese embrujar por el encanto de los viñedos  Vergelegen .